Oficiales de Comando de la Armada Bolivariana se gradúan como Magíster Scientiarum

En las instalaciones del Comando Naval de Educación se llevó a cabo el acto con motivo de la graduación de Magister Scientiarum de un grupo de oficiales de comando los cuales se especializaron en Estrategia Naval y Táctica Naval, quienes durante su preparación cumplieron con las cargas académicas necesarias para optar a un cuarto nivel educativo.

El acto estuvo presido por la vicealmiranta Carmen Meléndez Rivas comandante naval de Educación, quien en compañía de los graduandos, familiares y personal de la institución, procedió a hacer entrega de la medalla y el título que acredita como Magíster Scientiarum a estos oficiales navales.

Cabe destacar que el grupo constaba de más de 65 oficiales desde vicealmirantes hasta tenientes de navío, quienes cumplieron con las 32 unidades créditos ofertadas, cumpliendo con los objetivos necesarios para formarse como Magíster en Estrategia Naval y Táctica Naval.

Las palabras por parte de los graduandos fueron ofrecidas por el capitán de corbeta Alonso Soler Ruz, quien ocupó el primer lugar en promedio de la promoción en Estrategia Naval y expuso que “un grado académico hoy en día no es sólo un compromiso personal sino que va más allá pues se ha convertido en un compromiso de labor social”.

Asimismo agregó que “los profesionales del área naval han asumido el reto de afrontar objetivos a través de ejercicios académicos con el fin de consolidar conocimientos y experiencias previas que matizan el devenir de los nuevos retos que el día a día exige y el ámbito profesional así lo considera”.

Por su parte las palabras de cierre de actividades de las maestrías estuvieron a cargo del contralmirante Roberto Betancourt Arocha, quien fuera director de la Escuela Superior de Guerra Naval, que hoy se encuentra fusionada con otras instituciones y que conforman la Universidad Militar Bolivariana.

En su alocución el contralmirante Arocha acotó que la victoria educativa se veía reflejada en el acto, lo cual se traducía “en un diploma que corona cual laureles el sacrificio, sin embargo la labor es y será siempre a un lado y otro del escritorio docente”.

También agregó que “la voluntad de vivir en continua ascensión y la energía para perseverar en el esfuerzo, exigen confianza en la dignidad propia y en la justicia social”, aseverando que “quien logra fiarse en ellas no necesita apoyarse en dogmatismos providenciales ni en perceptivas metafísicas” (Surrafa Cabrera).

Fuente: Armada Bolivariana

Anuncios

A %d blogueros les gusta esto: